Santos Donaciano y Cleto I Santo del día I Amén Comunicaciones

Santos Donaciano y Cleto

Obispos mártires

“Mártires por la defensa de la fe y la verdad”

La liturgia hoy hace memoria de los Santos Donaciano y Cleto, obispos mártires. Vivieron en el
siglo V. Cleto fue quemado vivo, mientras que Donaciano murió en el desierto deportado por el
rey de los vándalos, Humerico.

Los vándalos fueron un pueblo germano de Europa central. Su lengua pertenece a la rama
germánica oriental que habitaban en las actuales Alemania y Polonia. En el año 484, el rey Humerico rey arriano de los vándalos, ordenó que todas las iglesias cristianas del África fueran clausuradas y confiscados los bienes del clero para entregarlos al pueblo africano. Por mandato real, congregaron a los obispos en el palacio, después los condujeron lejos de la ciudad y les ordenaron a que marcharan solos hacia el destierro.

Ante tal injusticia, Donaciano y otros cuatro obispos de la provincia de Bisaseno, reunieron a
numerosos cristianos para protestar frente a las puertas de la ciudad. El rey Humerico furioso por la revuelta, ordenó a sus soldados a matar y “aplastar” a los Rebeldes. Donaciano. y los cuatro obispos fueron brutalmente golpeados y, en estado lamentable, se les condujo lejos de la ciudad y les ordenaron marchar al desierto. Allí quedaron abandonados para morir de hambre y sed.

San Cleto, Obispo de la Leptis Menor, considerado “un hombre celoso y muy sabio,” Se ganó
la enemistad de Humerico por su enérgica oposición al arrianismo. También fue encerrado en un calabozo estrecho, oscuro y maloliente del cual lo sacaron al cabo
de dos meses para quemarlo vivo.

Enseñanza para la vida:

Defender la verdad lleva a la incomprensión, el maltrato y puede ser hasta el martirio. Tengamos fortaleza para a toda costa, ser defensores de la verdad, y dar testimonio, apoyados siempre en Dios.

Escucha el relato del santo del día