San Pedro Crisólogo I Santo del día I Amén Comunicaciones

San Pedro Crisólogo

Obispo y doctor de la Iglesia

“Soportes de la fe: la oración, el ayuno y la penitencia”

Sacerdote y arzobispo de Rávena. Crisólogo significa: “Palabra de Oro”, (que habla muy bien). Este santo fue uno de los oradores más famosos de la Iglesia Católica. Nació en Imola (Italia) 380 en el seno de una familia acomodada. Su padre fue obispo de Imola y a su muerte lo educó en ciencias sagradas.

Cornelio, obispo de Imola, este santo prelado lo convenció de que en el dominio de las propias pasiones y en el rechazar los malos deseos reside la verdadera grandeza y es un medio seguro para conseguir las bendiciones de Dios. Ordenado Sacerdote en el año 430, su vida cambió al morir el arzobispo de Rávena. Cornelio encabezó una comitiva para pedir al papa Sixto III nombrara al sacerdote Pedro Arzobispo de Rávena. El emperador Valentiniano y su madre Plácida, amigos de Pedro también lo recomendaron.

Así fue nombrado como nuevo arzobispo de Rávena, lo ordenó y consagró. Cuando empezó a ser arzobispo de Ravena, había en esta ciudad un gran número de paganos. Lo recibieron con indiferencia, el pueblo y con recelo de parte del clero de su diócesis, Pero el testimonio de su rectitud d vida, su celo pastoral, la caridad, el talento para predicar, la claridad en la doctrina, y la fidelidad al Papa y a la Iglesia, cambiaron la situación y su fama se extendió más allá de su diócesis y comenzó a ser conocido en todo el orbe cristiano,

Con el apelativo de “Crisólogo” (Boca de Oro#). Sus sermones y epístolas se difundieron por todo el Imperio. A la gente le agradaban mucho sus sermones, han llegado cerca de 180, muy bien preparados y redactados con cuidado. Su modo de hablar era conciso, sencillo y práctico Sabía explicar muy claramente las principales verdades de la fe. Él decía: “Hay que hablar al pueblo, con el lenguaje del Pueblo” Se trata de breves exhortaciones (Pedro predicaba menos de un cuarto de
Hora) Eran homilías preparadas para instruir con sencillez e impulsar al pueblo cristiano a vivir conforme al Evangelio. Sermones muy importantes fueron los orientados hacia la formación de los Catecúmenos antes de recibir el Bautismo. Dejó varias homilías en las cuales hablaba sobre la sagrada Escritura.

Exhortaba a la Penitencia, resolvía inquietudes Teológicas, exaltaba las virtudes del cristiano. Comentaba textos evangélicos, las cartas de San Pablo, los Salmos, el Padrenuestro, el Credo v numerosos comentarios sobre la vida de los Santos. Su legado a la Iglesia de ayer y de hoy es de gran riqueza, invaluable. Trabajó con empeño por la conversión de los paganos y logró que muchos de ellos la alcanzaran.

Refutó las herejías de la época: los arrianos y los nestorianos. Sobresalió por su inmensa caridad, incansable frente a la atención a los feligreses. Escuchaba y atendía por igual a los humildes y a los poderosos. Tenía gran capacidad de persuasión. Recomendaba mucho la Comunión frecuente y exhortaba a sus fieles a convertir la Sagrada Eucaristía en su alimento de todas las semanas. Afirmaba que los tres soportes de la fe son: Oración, Ayuno y Misericordia. Son inseparables, hacen que la
fe sea firme, la devoción constante, y la virtud permanente.

Murió en Imola el 30 de julio 451. Es Patrono de los oradores y predicadores.
Por su sabiduría al Predicar y Escribir fue declarado Doctor de la Iglesia, por el Papa Benedicto XIII.

Enseñanza para la vida:

A la hora de ser anunciadores de la Palabra de Dios, seamos humildes de corazón para poder desde un lenguaje sencillo y claro transmitir la verdad del Evangelio y lograr que muchos vuelvan a Dios.

.

Escucha el relato del santo del día